lunes, 5 de marzo de 2012

El fino límite entre el sueño y la vigilia I


Y entonces, ella tan menudita y sencilla me explica que el moreno con pinta de número 5 de Ghana es el padre de su hijo, que es bioquímico y lo conoció en un ferry a Colonia.

Y él ex, entredormido, aburrido y un poco melancólico, putea a Cámpora, el cachorro.

Y yo comprendo cada vez más que el ruido en el techo es un festival amoroso de los gatos y me entredormí escuchando la voz doblada de Matt Damon.

2 comentarios:

  1. un buen momento para que Borges la rematara desde el más allá gritándote: SHHHHHHHHHHHHHHH

    ResponderEliminar